Entrevista de Alimarket a Jose Manuel Fdez Echevarria, Director General de Fedishoreca

“Tenemos el reto de adaptarnos a la revolución digital en la relación con los clientes”

José Manuel Fernández Echevarría, director general de Fedishoreca (Federación Española de Empresas de Distribución a Hostelería y Restauración)

“Tenemos el reto de adaptarnos a la revolución digital en la relación con los clientes”

Alimarket: ¿Cómo valora la evolución del sector de distribución foodservice en el último año?

José Manuel Fernández: En cuanto a ventas es positiva en 2016, en la línea del año anterior, que ya registró un crecimiento. El sector depende de cómo evoluciona el consumo fuera del hogar y también del turismo. Ambos han crecido y, con ello, el canal horeca, al que suministra nuestro sector.

A: En los últimos años, el ‘delivery’ está experimentando un importante desarrollo. ¿Cómo ha afectado al sector?

J.M.F.: Del ‘delivery’ referido a los mayoristas de alimentación tipo cash & carry se ha hablado mucho, pero a nosotros no nos consta que tenga un importante desarrollo en su volumen de actividad. Según la última previsión de DBK, el segmento cash & carry crecerá en facturación este año el 3,5% y en 2015 creció el 1,5%, cifras inferiores al incremento en distribución a horeca. De todos modos, es una actividad complementaria a la de nuestro sector, porque los productos base y el servicio son diferentes. Para nosotros tienen mucho peso las bebidas, que comercializamos en envases retornables o reutilizables, por los que debemos cobrar un depósito y realizar la logística inversa. Representan el 50% de las bebidas que distribuimos y son envases de cerveza, refrescos y aguas minerales. Lo que nos afecta especialmente son las diferencias en las tarifas de precios que aplican los fabricantes de bebidas entre los distribuidores del canal de gran alimentación, incluidos los cash, y los distribuidores del canal horeca.

A: ¿Cuáles son las principales dificultades actuales para la distribución foodservice?

J.M.F.: Una dificultad importante y que aumenta cada día es la Distribución Urbana de Mercancías (DUM). Los nuevos planes de movilidad, las medidas medioambientales y la reducción del suelo urbano para vehículos en muchos ayuntamientos lleva a establecer restricciones y limitaciones a la distribución. Otra cuestión que preocupa al sector es la importante caída de los envases retornables de bebidas, que en seis años ha alcanzado el 30%. Aunque en el canal horeca su participación todavía es muy importante, si no se actúa para cambiar la tendencia puede llegar a ser anecdótica. La causa fundamental es el aumento de la venta de bebidas en latas procedentes del canal alimentación, debido a que su diferencial de precio con los envases retornables llega hasta el 40% .

A: ¿Cómo han influido los cambios en el modelo de distribución de algunos fabricantes?

J.M.F.: Este año ha sido difícil en la relación con los grandes proveedores. En concreto, con fabricantes de refrescos y cervezas, que cada vez más consideran al distribuidor solo en su aspecto logístico y limitan la actividad comercial que desarrollaban hasta ahora y que los distribuidores mantienen con el resto de la gama de los productos que venden a los clientes de hostelería. Además, algunas cerveceras están comprando distribuidores y apuestan por una distribución propia. En refrescos, el acuerdo de Orangina-Schwepps con PepsiCo para el canal horeca está suponiendo cambios importantes. También Coca-Cola está modificando su modelo de distribución a horeca y los contratos de distribución. Todos estos temas suponen una considerable incertidumbre e inseguridad para el futuro de muchas empresas del sector.

A: ¿Qué medidas están llevando a cabo para hacerles frente?

J.M.F.: Desde las 17 asociaciones territoriales que forman Fedishoreca y la propia Federación trabajamos con los ayuntamientos, consejerías e instituciones en los temas de la DUM. Participamos en los procesos de cambios de ordenanzas y de planes de movilidad a través de grupos de trabajo y de reuniones bilaterales, aportando la información de la actividad de nuestro sector y proponiendo las soluciones que permitan combinar los diferentes intereses en conflicto. En otros casos, los ayuntamientos han implantado medidas que afectan a la DUM de forma unlilateral y tenemos muchas dificultades para realizar nuestra actividad, además de incrementos de costes insostenibles.

En cuanto a la caída de las bebidas en envases retornables, tenemos contactos con diferentes administraciones y trabajamos con instituciones para potenciar la prevención de residuos, defendiendo medidas para que apoyen el uso de los envases reutilizables. En esa dirección consideramos que una de las pocas vías que podemos disponer para su defensa es que se implante el SDDR (Sistema de Depósito y Devolución de Envases).

A: ¿Qué aspectos cree que deben mejorarse en el sector?

J.M.F.: Ya tenemos planteado el reto de adaptarnos a la revolución digital en la relación con los clientes. Muchos establecimientos, sobre todo los restaurantes, ya están en ello porque los consumidores lo exigen, pero al mismo sector horeca, en la relación con sus proveedores, le está costando entrar en la dinámica de la relación digital interactiva.

Otro aspecto a mejorar es el del cobro en efectivo a los clientes. Hoy supone un problema de tiempo para los vendedores y repartidores y un considerable coste añadido.

También es importante introducir cambios en el proceso de entrega de la mercancía al cliente. Es necesario que se pueda establecer un punto de entrega de la mercancía en los establecimientos, al que el repartidor pueda acceder con su herramienta de trabajo, la carretilla o similar. Todavía hoy existen muchos establecimientos en los que debemos entregar la mercancía en altillos y sótanos o a los que no nos permiten acceder con la carretilla.

A: ¿Qué tendencias seguirá, según su opinión, este mercado en los próximos años?

J.M.F.: Se confirma que el “hábito de consumo” de salir fuera de casa, a comer o a beber, forma parte de nuestras necesidades y relaciones sociales. Además, el desarrollo de la horeca organizada en cadenas versus la horeca independiente no cambia su lenta evolución; por tanto, creo que el mercado seguirá creciendo con la economía y el consumo de los hogares. Por otra parte, continuarán los cambios que marcan las grandes macrotendencias en el mundo, como la era digital, la sostenibilidad y la salud.

A: ¿Cuáles son las previsiones de crecimiento/descenso en términos económicos para 2016 y el próximo 2017?

J.M.F.: En 2016, el sector de distribución a horeca crecerá en torno al 4%, pero de forma desigual por zonas geográficas y turísticas; y, para 2017, pienso que se mantendrá la tendencia, aunque más moderada, con un porcentaje de un 3%.

Los comentarios están cerrados.